viernes, 3 de febrero de 2012

ventajas de producir en un invernadero

Una de las ventajas de la producción de invernadero en México es su capacidad de producir durante la temporada de invierno, ya que en general, en este período sólo existe producción de hortalizas en campo en Sinaloa, México (principalmente tomate) y en Florida, EUA.

Esta situación les permite acceder al mercado cuando los precios en EUA y México son más elevados— el clima benigno de otoño e invierno en México,
posibilita la producción de hortalizas en invernadero a costos más competitivos, utilizando estructuras simples, de tecnología baja y malla-sombra, sin incurrir en el uso de calefacción, equipos y estructuras especiales que conllevan mayores niveles de inversión.

Es importante mencionar que, los precios de las hortalizas de invernadero en México — no obstante su producción bajo ambiente controlado o semicontrolado — son fuertemente influenciados por los volúmenes de producción generados en campo, y éstos a su vez por factores climáticos.



Producción en el área del TLCAN

En México, la producción de invernadero representa un porcentaje muy pequeño de la producción total.

El caso más representativo de producción protegida es el del cultivo de tomate, que es el más expandido en la producción de invernadero — durante el período 2003/2004 este cultivo representó el 73% de la superficie de invernadero (Gráfica 1- [Guantes J., 2006]), pero su participación en la producción total del país en el 2003 fue del 8%.

Aun en el caso de Estados Unidos, este porcentaje es reducido — la participación del tomate de invernadero para el año 2003 fue del 9% respecto de la producción total de tomate fresco.

En el área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la participación del tomate de invernadero para ese mismo año (2003) fue del 28% Esto se debe a que Canadá produce en su mayoría tomate de invernadero — el 89% del tomate producido se cultivó en invernadero. (Cook R. y Calvin L., 2005)

En México, los productores mexicanos de hortalizas bajo invernadero enfrentan algunas desventajas respecto de la competencia que implica Canadá, Estados Unidos y otros países desarrollados. Entre ellas destaca el limitado acceso a fuentes de capital y los costos de energía más elevados, en especial en invernaderos de alta y media tecnología.

Cabe mencionar que la producción de invernadero en México todavía continúa adaptándose a las tecnologías y lugares más apropiados para producir.

Existen casos de fracasos, así como experiencias positivas, tanto en la selección de sitios, tecnologías, manejo y mercadeo de la producción.



El precio de la calidad

Por otro lado, no obstante los mejores precios de las hortalizas en la temporada de invierno, la expansión de la producción de hortalizas en invierno (de campo e invernadero) ha propiciado que el precio de éstas se mantenga en algunos casos sin incrementos, o incluso se vea reducido. Se estima que, mientras la producción de hortalizas en invernadero se siga incrementando, los precios continuarán a la baja.

Esta situación afecta tanto a los productores de hortalizas en campo del estado de Sinaloa en México, como a los de Florida en Estados Unidos, e incluso a los productores bajo sistema de invernadero, ya que los obliga a ser más eficientes y competitivos, tanto en costos, como en calidad.

Adicionalmente, los estudios consultados (Guantes J., 2006, Cook R. y Calvin L., 2005) señalan que los comercializadores norteamericanos perciben inconsistencias e incluso baja calidad en las hortalizas de invernadero procedentes de México (principalmente tomate); razón por la que en general éstas cotizan más bajo respecto de las provenientes de otros países.

El mercado de los productos de invernadero es un mercado de calidad, por lo que los productores mexicanos deberán implementar medidas que posicionen sus productos como de alta calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada